CLÁSICOS – Análisis: Veinte mil leguas de viaje submarino – Julio Verne

TÍTULO: Veinte mil leguas de viaje submarino

AUTOR: Julio Verne

FECHA DE PUBLICACIÓN: 1870

PÁGINAS: 576

Sinopsis: Un monstruo marino ha puesto en marcha todas las alarmas, y finalmente se organiza una expedición para capturarlo, en la que figuran el célebre profesor de Historia Natural Pierre Aronnax, su ayudante Conseil y el experto arponero canadiense Ned Land, a bordo de la fragata estadounidense Abraham Lincoln. El monstruo resulta ser un sorprendente submarino a las órdenes del capitán Nemo, y el hecho de que deba mantener el secreto plantea un grave problema al capitán en cuanto a la liberación de los tres personajes principales. El capitán Nemo, el sabio atormentado y desengañado de la raza humana, en el que confluyen el individualismo libertario y un exacerbado sentido de la justicia, se ha convertido sin duda en uno de los paradigmas de la novela de aventuras y su presencia ya bastaría para justificar el lugar de honor que ocupa Veinte mil leguas de viaje submarino en el género. Y sin embargo contiene muchos otros alicientes: emoción, conocimiento, suspense, personajes inolvidables, lances inesperados… Uno de los hitos de la novela de aventuras y fuente inagotable para la posterior narrativa de anticipación.


ANÁLISIS (CONTIENE SPOILERS)

Veinte mil leguas de viaje submarino (que se dice rápido) es un clásico, lo tiene todo, pero lo más interesante es fijarse en la fecha de publicación: 1870. Julio Verne no solo era una escritor con una imaginación desbordante, era mucho más, un visionario. Pues realmente en la época en la que vivían no existían semejantes tecnologías para viajar bajo el mar. Ya ese simple hecho me fascina.

Pierre Aronnax es nuestro protagonista, relata todo el viaje en el Nautilus (aproximadamente un año) en forma de diario. Lo acompañan su rematadamente fiel ayudante Conseil (por cierro, consejo en francés) y Ned Land (un arponero canadiense). Como bien sabéis por la sinopsis, llegan al submarino del capitán Nemo y se libran de morir ahogados. Sin embargo, el precio a pagar es jamás abandonar el Nautilus. Y aquí una frase que me ha marcado mucho:

“Donde hay coerción, no hay placer posible” – Ned Land.

Otra dicha por el capitan Nemo:
“No puede haber nada secreto entre hombres que no deben separarse nunca”.

También tiene algunas partes muy cómicas:
“- Se puede ser antropófago y buena persona – respondió Conseil. – Bien, te concedo que son honrados antropófagos y que devoran honradamente a sus prisioneros”.

No quiero explayarme mucho con los personajes pero la fidelidad devoción infinita de Conseil es tal que salva en varias ocasiones de la muerte a Pierre Aronnax. En cuanto a este último debo decir que tengo sentimientos encontrados. Llega un punto en el que no sé si realmente el profesor está completando sus estudios oceanográficos y reescribiendo su libro sobre los fondos submarinos o sufre un síndrome de Estocolmo.

Ned Land es un personaje quizás un poco más plano. Un arponero con carácter y ansías de libertad, aunque se siente fascinado por las maravillas que puede enseñarle el Nautilus, a su juicio, es un prisionero.

El capitán Nemo es el más enigmático de todos, su historia no se revela en esta obra (si tenéis curiosidad, todo se destapada en “La isla misteriosa”). En esta solo sabemos que tiene un odio desmesurado para con la humanidad, es desgraciado y está sediento de venganza. Además, se insinúa que ha perdido a su mujer y a sus hijos. Dicen que Verne quiso plasmarse a él mismo en este personaje, y ante el ofendido Hetzel, editor del Magazin de ilustración y recreo, por la aversión de Nemo a la gente, escribió esto:

Suponga nuevamente que seguimos la primera idea del libro: un señor polaco cuyas hijas han sido violadas, la mujer asesinada a hachazos, el padre a golpes de knut; un polaco cuyos amigos perecen en algún sitio y cuya nacionalidad va a desaparecer de Europa merced a la tiranía de los rusos. Si tal hombre no tiene derecho de hundir fragatas rusas allí donde las encuentre, entonces la venganza no es sino una palabra vacía.
David Mayor Orguillés:“Grandes Biografías: Julio Verne».(Fuente wikipedia)
Otra cosa que admiro de Verne es su gran capacidad para la descripción, desde luego hay gente que nace para ello. Especifica cada mínimo detalle (es imposible no sentirse a bordo del Nautilus) e incluso se hacen varias clasificaciones taxonómicas a lo largo de la obra. Así que incluso sentí pena cuando acabé el libro.

Finalmente, los prisioneros consiguen escapar en medio del Maelstrom (es un gran remolino que se halla en las costas meridionales del archipiélago noruego), y despiertan a salvo en Noruega.
Poco más puedo decir de esta maravillosa novela, los temas que se tratan son fascinantes: ética y moral, la justicia, la venganza, el afán de investigación, la libertad… 
¿Qué pensáis vosotros? ¿Si os dieran la oportunidad de subir a bordo del Nautilus con el Capitán Nemo para siempre lo haríais? Os dejo con una imagen que me pareció muy bonita. 


Puntuación 5/5 jodida obra de arte.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s