Reseña: "Siempre hemos vivido en el castillo" – Shirley Jackson

TÍTULO: Siempre hemos vivido en el castillo
AUTOR: Shirley Jackson
GÉNERO: Gótica, Novela, Terror
PÁGINAS: 192
FECHA DE PUBLICACIÓN: 1962
SINOPSISCuatro miembros de la familia Blackwood han muerto a causa de una comida envenenada. Durante seis años los sobrevivientes han vivido “en el castillo”, acosados por el odio y el miedo de los aldeanos.

Reseña (sin spoilers): Si buscas algo extraño, ligero, siniestro, gótico, perturbador y con pinceladas sádicas este es tu libro. Es la historia de una familia envenenada de la que solo quedaron tres: Merricat, Constance y el tío Julián. Además, nos habla de uno de los peores horrores: la locura. 

El tío Julián quedó en silla de ruedas (y claramente tocado) después del envenenamiento. Vive obsesionado con ese día, recordándolo y reescribiéndolo una y otra vez en sus memorias. 

Por otro lado, tenemos a Constance, la hermana mayor de Merricat. Una muchacha con agorafobia, sumisa y extrañamente obsesionada con la comida (cosa terrible si recordamos que parte de su familia murió envenenada). 

Y por último, mi favorita: Merricat (Mary Katherine) una chica de 18 años sádica e infantil a la vez. 

Una protagonista maravillosa, nos introduce en su peculiar mente haciéndonos creer que ese ambiente viciado en el que vive es perfecto. 
Aquí alguna de sus perlas:
“Siempre pensaba en la putrefacción al acercarme a la hilera de tiendas; pensaba en quemar la podredumbre negra y dolorosa que lo corrompía todo desde dentro y tanto daño hacía. Eso era lo que deseaba para el pueblo”.

“Desearía que estuvierais todos muertos”. “Deseé que todos estuvieran muertos y caminar sobre sus cuerpos”.  Agradable ¿eh?

Merricat está totalmente obsesionada con que exista algún cambio que perturbe su “vida idílica”. Por ello, cualquier insignificante modificación o reprimenda puede ser el click que la active. 

Y por último, cabe señalar que la relación de las dos hermanas roza límites enfermizos, llegando incluso a parecer incestuosa. 

“Merricat, dijo Constance, ¿una taza de té querrás? Oh no, dijo Merricat, me envenenarás”. 

En resumen, estamos ante una mezcla de cuento de hadas y novela gótica. Con un final feliz, aunque igualmente perturbador y mucha (mucha, mucha, mucha, mucha) carga psicológica.


Puntuación 5 de 5: Angustiosamente enloquecedor


Anuncios

6 pensamientos en “Reseña: "Siempre hemos vivido en el castillo" – Shirley Jackson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s