Los tontitos a letras y los listos a ciencias

Hoy, nada más levantarme, he abierto Twitter a ver qué se cocía por ahí. Y lo primero que he visto ha sido un artículo sobre la felicidad. Cómo conseguir la felicidad. Cómo ser feliz. Claves para la felicidad. ¿Cuántas veces has buscado esto en internet? ¿Cuántos artículos existen con ese título? ¿Y libros? Escribo esta entrada porque esta mañana he reventado, estoy muy harta de una sociedad que vende valores demenciales y al mismo tiempo, incongruentes en su mayoría. Básicamente te bombardean con una idea: HAY QUE SER FELIZ. DESESPERADAMENTE. 

Déjame en paz, tengo que ser feliz desesperadamente

Seguro que alguna vez te han dicho eso de “tú pide y se te dará”, “deséalo con fuerza”. Pero, ¿te han enseñado una sola vez a tolerar la frustración? ¿Te han explicado que si fracasas en algo no eres un loser de la vida y no se te pondrá una letra escarlata que te identifique?

La letra escarlata

¿Sabéis lo peor? Que todo es una ENORME contradicción. Te venden un “haz lo que te haga feliz” pero al mismo tiempo va seguido de la coletilla “eso no tiene salidas”, “eso no te dará dinero”, “de qué vas a vivir” y un largo etc. QUÉ COJONES ES TENER SALIDA. En serio, cómo me cabrea este tema. ¿Es tener dinero? ¿Un coche de último modelo? ¿Una mansión? ¿Trabajar en un sitio que odias? DINERO DINERO DINERO DINERO. Y mira, no es que a mí no me guste el dinero. Ojalá muchitos millones para comprar muchitos libros y una estantería en condiciones. Pero por amor de dios, prioridades. Dónde queda el amor, la amistad, una buena conversación y desde luego dónde queda el dedicarte a algo que te gusta.

Te recuerdo que hay una vida, sí, solo UNA. Me siento un poco estúpida escribiéndolo pero me da la sensación de que algunos no lo asimilan aún. Que por el momento la reencarnación no está demostrada. Si no haces AHORA lo que te gusta cuándo leches lo harás. ¿En tu otra vida? Pero si te estoy diciendo que no hay, alma de cántaro. Es esta, no hay más.

Además, por supuesto, qué bonitos son los prejuicios, ¿eh?

Prejuicios, prejuicios everywhere

Los tontos a letras y los listos a ciencias. Para la gente que dice esto no hay personas inteligentes en letras. No, es que resulta que ahora la inteligencia solo es cosa de científicos. Anda que, menudos cojones os gastáis algunos. Lo peor es que este prejuicio se extiende por todo el mundo e incluso a veces son los propios profesores (tela marinera señores) los que te dicen:

 “Tú vales para más, no hagas letras”. 

Pero vamos a ver, qué coño dices. De verdad, qué co-ño dices. Si lo que quieres, si lo que te llena por dentro y te hace levantarte con una sonrisa por la mañana son las letras A QUÉ ESPERAS. Yo te voy a decir a qué esperas, a lo que te llevan vendiendo desde que naciste: el éxito. Sí, vivimos en una sociedad de culto al éxito y viva la ambición y tengo que conseguir todo cueste lo que cueste. Tener marido/mujer, hijos, una mansión, un perro, un jardín, mucho dinero y dominar el mundo. Y si no tienes eso, eres un paria y te señalarán con el dedo.

Yo estoy aquí para decirte que no tienes que vivir bajo ese peso. Que puedes escoger la forma en la que llevarás tu vida porque te pertenece. 

Salidas = dinero, dinero, dinero

Que sí, ya lo sé, ya sé que mamá y papá quieren decirles a la vecina del quinto que eres abogado/médico/arquitecto. Ya sé que algunos te dicen que “vales más”. Pero si la gente de tu alrededor está más contentita diciendo mi hijo/amigo es médico/empresario que viendo a su hijo feliz ganando tres duros como editor o camarero mientras por las tardes escribe su novela (por ejemplo) es que son unos padres/amigos de MIERDA. Sí, la vida es dura ¿sabes? Hay problemas constantemente. A veces tienes padres de mierda, otras amigos de mierda, otras cáncer y otras todo a la vez. Porque la vida no es unicornios, no es rosa y no hay una olla de oro esperando al final de cada arco iris. Aunque eso nadie te lo dice ni te enseña a lidiar con ello, al contrario, positivismo hasta el extremo y no ver la realidad. Ah, y artículos con fórmulas mágicas para ser feliz, claro. Eso lo arregla todo.

Si quieres un consejo de una persona que pasó bastantes años buscando la tan preciada felicidad, escuchad. Dejad de buscar la felicidad angustiosamente y VIVID que es lo que hay que hacer. Disfrutad de los momentos, viajad, sonreíd y sí, luchad también y si fracasáis reponeos. Aprended a tolerar el fracaso. Una mala nota, un suspenso, un despido, un divorcio, una ruptura. No es el fin del mundo aunque os lo intenten colar así. Tienes una sola vida. Por el momento, esa es la realidad que sabemos. Por dios bendito, no la malgastes.

Si te gustan las letras manda todos los prejuicios a tomar viento y dedícate a ellas. Sé editor, escritor, maestro, periodista o lo que leches quieras. Olvídate de mamá, papá, mi amigo que estudia medicina, mi amiga abogada súper importante y el hijo de fulanito dueño de una multinacional. Abre los ojos, dirige tu vida. Y recuerda, ni todos los tontitos van a letras ni todos los listos van a ciencias. Y desde luego, ni todos los que se dedican a las letras son pobres ni todos los de ciencias ricos. Que se lo digan a J.K Rowling.

Anuncios

15 pensamientos en “Los tontitos a letras y los listos a ciencias

  1. Totalmente de acuerdo contigo. A mi todo el mundo me dijo cuando empecé la universidad eso de “Pero tu puedes hacer lo que quieras” o “con lo inteligente que eres…”, solo porque quise hacer historia del arte… pues de momento me va bien, y lo más importante ,a mí esa elección me ha hecho inmensamente feliz, y eso es lo que importa.

    Besooss!!

    Me gusta

  2. Te he mencionado en el nuevo post de mi blog, porque creo que debería de leerte mucha más gente, tienes mucho que dar y me ha encantado esto que has dicho. Yo soy de letras y voy a seguir siéndolo, y doy gracias de que mi padre me apoya y me da alas (en septiembre empiezo doble carrera: Estudios Hispánicos e Historia) así que…
    Un besito y sigue así, me gusta lo que transmites.

    Me gusta

  3. ¡Hola, guapa! ¡Cuánta razón tienes! Yo soy de letras de toda la vida y mi pasión y lo que me da más felicidad y me permite aguantar muchos bajones es leer y escribir. Como puedes imaginar no soy rica, ni lo seré nunca, creo yo… Pero me considero una persona feliz. Menos mal que no hice caso a mi querido padre y me puse a estudiar una carrera de ciencias, aunque con Biblioteconomía no acabe en una biblioteca ya llevo más de veinte años trabajando de librerías. Me encantó tu entrada. Besos

    Me gusta

  4. Hola! No habrá nadie más de letras que yo! Filóloga clásica (latín y griego) así que sé de lo que me hablas. Ahora me arrepiento un poco porque veo que las chicas de mi edad ya están trabajando y ganando dinero y pueden hacer un poco sus vidas y a mí me toca quedarme en casa y buscar trabajo de lo que sea mientras espero que me llamen para trabajar de profesora en cualquier instituto público. Para mí ha sido muy dura después de un año de terminar los estudios y no poder trabajar de lo que a mí me hace feliz y, como dices tú, no disponer de dinero y, por tanto, ver más limitado mi tiempo de ocio ya que no puedo hacer muchas cosas que requieran dinero porque no trabajo. Así es que, no dispongo de dinero pero he dedicado 6 años de mi vida a estudiar algo que me hace feliz y que si algún día consigo trabajo de esto para mí no lo será, será un regalo que me ha dado la vida y eso, lo siento, pero no se paga con dinero. Me ha gustado esta entrada, un beso!

    Me gusta

  5. Mi madre estudió lo mismo que tú, está trabajando y desde hace años sacó las oposiciones. No tenía ni un duro cuando era joven, tuvo que trabajar para pagarse su carrera y ahora está bastante bien acomodada así que ánimo :).

    Me gusta

  6. ¡Olé tú! En serio. Tienes más razón que un santo. Siempre me ha cabreado eso de los que valen valen y los que no, a letras. Hombre, pues no. Igual que también parece que lo que es exitoso es ir a la universidad. Aquí igual no debería abrir mucho la boca porque estoy en ella, pero no podemos negar que también necesitamos gente formada, con ciclos formativos medios y superiores. ¿Qué haremos todos con nuestros títulos si luego se nos inunda la casa? ¿O tenemos que instalar la luz?
    No tengo más que decir porque lo has dejado muy claro con la entrada.
    Un beso!

    Me gusta

  7. Hola! Acabo de descubrir tu blog y con este post ya me has ganado jaja asi que me quedo por aquí para leer mas maravillas como esta de vez en cuando 🙂 aunque yo soy de ciencias (estudiante de ingeniería) también me siento un poquito de letras ya que me encanta leer. Por desgracia yo también he escuchado muchos comentarios de los que hablas, y muchos de ellos por parte de mis profesores que sueltan perlitas como “el que no quiera esforzarse que se cambie a letras” o cosas del estilo y me parece fatal. Opino como tu en que cada uno tiene que hacer lo que le haga feliz y le guste porque, en el futuro, vas a dedicarle ocho horas al dia a tu trabajo y si trabajas en algo que no te gusta, por mucho dinero que te de, estarás perdiendo ocho horas diarias de tu vida en hacer algo que te disgusta. Ojalá todo el mundo dejase a un lado los prejuicios y las tonterías y respetase un poquito más los gustos de los demás.
    Un beso!

    Me gusta

  8. Me ha encantado tu entrada y estoy 100% de acuerdo con ella: estoy más que harta de que todo el mundo venda la fórmula de la felicidad, que al final no es otra cosa sino “encamina tu vida hacia el dinero pase lo que pase”. Deberíamos dejar de fijarnos en ciertos modelos de perfección y construirnos a nosotros mismos. 1beso!

    Me gusta

  9. Tía, has estado sublime.
    Comparto tu opinión completamente, aunque es reconfortante escucharlo en boca de otras personas alguna vez, porque siempre que lo hablo con adultos me dicen lo mismo, que si las salidas, que si el salario, que si “bueno, tú haz lo que quieras” cuando en realidad quieren decir, “si no haces lo que te digo me habrás decepcionado”.
    Para colmo las personas de mi edad, cuando les digo que voy por letras, me dicen “ah, yo pensé que eras lista”, y lo peor es que me lo dice gente que eligió ciencias precisamente por las apariencias y los prejuicios.
    Así que procuro hacer oídos sordos a todo excepto a lo que YO quiero. Porque, como tú bien dices, solo hay una vida, una oportunidad, así que haz lo que te llene.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s