Los ladrones de ideas

ladronesHace poco hice un vídeo: Consejos para empezar en Booktube/Blog literario; y me sorprendió la cantidad de personas que habían sido víctimas de los ladrones de ideas. Igualmente, algunos me comentaron por Twitter el mismo problema e incluso una buena amiga se sentía agotada por idénticas razones. El plagio -por desgracia- no es nada nuevo. De hecho, muchas de las patentes más afamadas de la historia fueron robadas vilmente. Y desde luego, hay una diferencia abismal entre inspiración y copia desvergonzada. 

Los ladrones de ideas son sujetos que se apropian de la creatividad o el esfuerzo de otros, atribuyéndose ellos mismos el mérito. Como saqueadores que son, no dan crédito al autor de la idea, ni siquiera lo nombran, ni lo harían aunque los apuntasen con una pistola en plena sien.

giphy

Cómo nos sentimos cuando nos roban una idea.

Lo dije en el vídeo y lo repito aquí: seremos víctimas del hurto de ideas, con una altísima probabilidad. Lo mejor es no hacerse demasiada mala sangre. Sé que la impotencia que se siente parece que retuerce nuestro corazón y nos hace apretar los dientes con cólera. Sin embargo, aunque acusemos al ladrón, pataleemos y gritemos, lo previsible es que lo niegue absolutamente todo e incluso, se ofenda por la incriminación. Supongo que lo más sano es quedarnos con el pensamiento de que si nos han robado, algo estamos haciendo bien.

En cuanto a la creatividad, una de las mejores formas de estimularla es: leer mucho. Se ha demostrado que la lectura favorece la concentración, mejora la memoria, reduce el estrés, amplía el vocabulario y por supuesto, alimenta la creatividad. Así que ante un bloqueo, la lectura puede ser nuestro bote salvavidas.

No todos somos iguales, si lo fuésemos el mundo sería muy aburrido. Existen personas a las que la creatividad les sale por los poros y eso, no se puede robar. Luego está la gente poco creativa. Y sinceramente, no pasa nada, repito: no somos iguales. Si alguien no es el genio de la inventiva y la imaginación, ¿qué más da? Simplemente, hay que dar que el crédito a la persona que le corresponde, de forma adecuada y visible (hacerlo pero de un modo que no se vea para salvar el culo es rastrero). Puede que haya individuos que no sean los más creativos del mundo, no obstante, dando el reconocimiento al autor, al menos tienen una gota de decencia y dignidad en el cuerpo -que ya es más de lo que algunos pueden decir-.

Anuncios

3 pensamientos en “Los ladrones de ideas

  1. ¡Uy! Has tocado un punto muy sensible y esto se debe a cierta experiencia que tuve:

    Anteriormente tenía otro blog literario alojado en blogger y obviamente seguía muchos otro blogs, cierto día leía esos blogs y encontré una publicación de una reseña a un libro que yo acababa de leer y reseñar, entré y me encontré con la sorpresa de que era mi reseña ¡tal cual! la chica del blog sólo había copiado y pegado mi opinión, quitó algunas cosas y cambió algunas palabras pero ahí estaba mi reseña. Me enojé mucho y sólo dejé de seguirla porque sabía que no lograría nada con discutir.
    Tiempo después -también leyendo blogs- me encontré una entrada de una chava a la también le había pasado lo mismo y con el mismo blog pero ella había decidido exponerla mientras yo sólo me quedé cayada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s