¿Qué es eso de la copa menstrual?

BlogVentajas-de-la-copa-menstrual.jpgLa regla, la que no debe ser nombrada. Vivimos en un mundo donde aún no podemos decir abiertamente que tenemos la regla. Cuánto odio esa expresión; “estar mala”. ¿Cómo puede llamarse “estar mala” a algo natural que nos ocurre a las mujeres cada mes? ¿Y por qué ocultarla? ¿Por qué hacer anuncios de nubes? ¿Por qué algunos -seguro- pensarán que soy una guarra por hablar de este tema que para ellos -y ellas- debería permanecer oculto? Para que luego digan que el feminismo no hace falta.Bueno, eso da para otra entrada. Hoy estoy aquí para hablar de un invento respetuoso -por fin- con las vaginas: la copa menstrual. La copa menstrual es un recipiente que se coloca en la vagina para recoger el flujo de la menstruación. Hay varios tipos de materiales: látex, silicona o plástico quirúrgico.

¿Por qué la copa menstrual es tan maravillosa y hay que darle una oportunidad?

dry-land

Así pueden quedar algunas vaginas usando tampones.

A diferencia de los tampones, la copa no absorbe el flujo menstrual, la lubricación natural y hasta el alma. La copa recoge (una palabra muy diferente a absorber) la sangre, que queda contenida dentro. Este punto me parece importante como profesional de la salud. Los tampones crean problemas de sequedad vaginal, irritación, etc. En mi caso, lo pasaba fatal con ellos. Me producían una deshidratación abismal. Lo cual es lógico si pensamos que los tampones lo absorben todo. Repito, todo. Lubricación natural incluida. He leído en algunas páginas -dudosas- que esto no es así. Mi vagina es testigo de que sí, los tampones lo absorben todo. Con la copa, esto no ocurre. Al no ser porosas ni estar fabricadas con fibras absorbentes, no arañan ni secan las paredes de la vagina. 

Otro argumento fundamental es el material. Debido a la composición de la copa no se han dado casos de Síndrome del shock tóxico. Los materiales como la silicona no son adecuados para que se depositen gérmenes en ella, por eso incluso se usa en medicina. Por tanto, las infecciones son muchísimo menores. La capacidad de auto-limpieza de la vagina no queda trastocada al usar copas menstruales (lo cual sí puede pasar con los tampones). Además, ayudan a prevenir problemas que pueden aparecer con las compresas como: candidiasis (a las bacterias les encantan los lugares húmedos y calentitos, una compresa podría convertirse en un estupendo caldo de cultivo) y cistitis (el culete está lleno de bacterias, la compresa puede arrastrar estas a la vagina o la uretra).

menstrual-cupSeguimos con el dinero. En tiempos de crisis pensamos ¿seguro que me voy a gastar pasta en esto? Sí, sí y sí. El precio inicial es más caro que una caja de tampones o compresas. Sin embargo, a los pocos meses se recupera esa inversión -que por cierto solo se hace una vez-. Ya que una copa -bien conservada- puede durar 10 años.

En cuanto al medio ambiente, quiero hacer un ejercicio de visualización. ¿Dónde van esos tampones y compresas? ¿Se podrían hacer montañas con ellos en el vertedero? Sí. Con la copa menstrual, en cambio, evitamos estos desechos y le damos un respiro al planeta Tierra -que lo necesita-. 

Para volverla a usar, simplemente hay que hervirla para esterilizarla al final de cada ciclo. Esto puede variar dependiendo de cada copa y material. Vendrá explicado debidamente en las instrucciones de la copa menstrual.

Se cambian con menor frecuencia que los tampones y/o compresas. Las capacidades en mililitros varían según la copa, pueden permanecer incluso 12 horas sin necesidad de vaciar.  

¿Todo son ventajas? Pues no. Existen inconvenientes, vale. Pero al lado de los pros, los contras no tienen nada que hacer. 

mooncup21.jpgAl principio, cuesta cogerle el tranquillo. No obstante, ¿no pasa lo mismo con los tampones e incluso con las compresas? ¿Cuántas se han puesto una al revés? ¿Cuántas veces un tampón quedó mal puesto? Es la primera vez, por tanto, hay que pillarle el punto. Hay varias formas de ponerla, dentro de cada copa os deberían venir las instrucciones de colocación y limpieza (muy importante esto último). Igualmente, en Internet también aparecen distintas formas de ponerla. Hay que ir probando a ver cuál nos es más cómoda. Al introducirla, la copa debe quedar abierta, haciendo un efecto vacío. Es posible moverla, sin miedo. Para sacarla, hay que eliminar ese vacío introduciendo un dedo (vídeo explicativo buenísimo aquí). Al sacarla, se vacía y se limpia con agua. Algunas usan jabón también, yo creo que con agua es más que suficiente, pienso que ciertos jabones podrían incluso irritar. Es importante recordar que al final del ciclo la vamos a hervir (adiós gérmenes). ¿Puede colocarse mal? Sí. Si está mal colocada resulta molesta y la sangre podría caer por fuera en vez de quedarse dentro de la copa. Se puede probar sin tener la regla para ir practicando, debido al material tan respetuoso que posee. Esto quiere decir que también se puede colocar en el momento en el que creemos que nos va a venir la regla. Cero sorpresas. Puedo asegurar que bien puesta es cómoda -no se siente nada- y no da problemas. 

Quizás puede resultar fastidioso el hecho de limpiarla en un baño público. Sin embargo, se puede lavar con una simple botella de agua. De todas formas, debido a que se vacía cada bastante tiempo, lo más probable es que lo hagamos en casa tranquilamente.

La cantidad de contenido y marcas es abrumadora al principio. Pero ¿cuándo no? Vivimos en la era de la información, cada segundo se están subiendo años de contenido. Hay que informarse y buscar bien. Existen muchísimas marcas, comparativas entre ellas, tamaños, materiales, etc. En varias páginas hay tests para comprobar cuál es la copa menstrual ideal dependiendo de la mujer. En mi caso, por mi complexión pequeña y por no haber tenido ningún parto por vía vaginal -además de querer un material muy suave- elegí la copa MeLuna Soft en la talla S. Puede ocurrir que nos equivoquemos al principio, pero no hay que tirar la toalla. Yo probé la LilyCup primero y no me gustó nada, era demasiado grande y rígida para mí. Lo que a mí puede irme bien a otra persona no, es necesario probar y no desanimarse si la primera vez es algo desastrosa.

Llevo usándola dos años aproximadamente. Es un camino de ida, desde que la probé no la cambio por nada. Adiós malditos tampones. Y si toda esta verborrea no convence, este rap seguro que sí. 

Anuncios

24 pensamientos en “¿Qué es eso de la copa menstrual?

  1. Descubrí la copa menstrual hará unos 4 años, (cuando comencé a colaborar con una web feminista, las chicas que allí colaboraban también me la descubrieron). Las compresas para mi eran un horror, no ganaba para irritaciones y molestias, y con los tampones, me pasaba lo mismo que a ti.
    Yo también uso la de MeLuna classic talla S y me va de lujo, además recuerdo que la compré estando de oferta y… ¡De esto hace ya 4 años! No he vuelto a tener que comprar otra, si pensamos que cada paquete de compresas te sale por unos 5 – 6 euros, a mi la copa me costo 16 euros… En 3 meses amortizada y recuerdo: no he tenido que renovarla en 4 años.
    Aunque mantener una higiene muy estricta es fundamental: hervirla antes y después de cada periodo, y lavarla entre cambios. Pero aguanta tanto tiempo que es fácil cambiarla cuando ya estas en casa. En cuanto al colocarlo… la primera vez la lié parda, a la segunda ya le había cogido el truco. Vamos, ¡Que soy fan absoluta!.

    Otra idea para las que tenga problemas con las compresas y mucho flujo, es comprar la copa y compresas de algodón en la farmacia, no van a salir más caras que las compresas habituales y son más respetuosas.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me parece un tema súper interesante. Hace un tiempo ví un vídeo sobre el tema y me llamó la atención, pero no me atreví. Creo que después de esto me voy a informar más y a darle una oportunidad 🙂

    Me gusta

  3. Me cuesta pensar en que el feminismo se necesite tanto (en occidente por lo menos). Pero debe ser porque, por lo menos en la zona en que vivo, no andan tapando estas cosas. Las mujeres (la mayoría) hablan abiertamente del tema. Y que yo sepa no tienen problemas para conseguir trabajos (al contrario, muchas veces se las prefiere por ser bastante más responsables y comprometidas). El salario? MI novia gana más dinero que yo. Los quehaceres? Totalmente divididos. La casa es de los dos y por tanto es responsabilidad de los dos mantenerla. Lo único que yo no hago es planchar… pero tampoco lo hace ella jaja. Y me parece normal y correcto. Pero bueno, tal vez sea porque somos la generación nueva y estamos influenciados por los movimientos feministas de hoy. Es verdad que me he encontrado con algunas personas mayores que sostienen la formula “el hombre trabaja, la mujer cuida a los niños y de la casa, y no se discute”.
    O tal vez yo lo estoy confundiendo todo y el feminismo no trata sobre lo que yo pienso que trata. Y seguro abarca muchísimos más temas. Disculpa mi ignorancia si ese es el caso.

    Me gusta

    • Honestamente y con el debido respeto que te mereces por presentar tu opinión de manera respetuosa, permiteme que te diga que estas muy desinformado.
      Suele pasar que al tener la suerte de vivir en un entorno, en el cual determinadas causas como el feminismo, no son “necesarias”, se tiende a crearnos la falsa idea de que en todos los lugares es así. Y no, por supuesto que no es así.
      Cuando estamos hablando de algo tan general, como la necesidad de una igualdad de género, es muy posible acabar logrando ofender a alguien (lo cual teniendo en cuenta que estamos en internet, no es ninguna novedad), por lo cual yo te recomiendo que te asesores mejor porque -respondiendo a tu duda- el feminismo es algo muy importante y abarcativo. Tristemente, no se le da la importancia que se merece, y es una pena, porque si se valorara la mera existencia de la mujer como ser humano y no como objeto manipulable o puramente sexual el mundo estaría mucho mejor, y por eso existimos las feministas.
      Todo comienza con la concientización y no atándonos a la idea de que lo que nosotros vemos en nuestro entorno habitual es todo lo que hay.
      ¡Empieza por ahí, buscando información!

      Nuevamente, muchas gracias por dar tu opinión y presentar tus dudas de una manera tan respetuosa. Eso no se ve todos los días.

      Muchos saludos!
      Y por cierto… yo también odio planchar la ropa.

      Le gusta a 2 personas

  4. Interesante, igual me animo por tema:
    1. Lo de poder esperar a cambiarla en casa (como te pregunté por twitter)
    2. Aunque no estés con la regla lo puedes poner y quitar con problemas…. es que igual un día la compresa la lleno en 2h y otro podría estar 3 días, todo ello de forma Random que no tiene explicación ninguna…
    3. Aunque lo de que salga a cuenta en unos meses en mi caso no se aplica que no sé lo que es menstruar desde Mayo, ¡Viva mi cuerpo!…

    Aunque no tenga nada que ver con lo típico de tu blog me ha parecido super interesante. Una dudilla… ¿qué diferencias hay entre los 3 materiales posibles? ¿es alguno más recomendable que otro?

    Le gusta a 1 persona

  5. Genial, siempre se agradece leer más información sobre esto aunque sea en un blog de literatura. Yo uso una mooncup pequeña (la marca oficial si no me equivoco) desde hace unos meses y tengo una relación de amor-odio con ella. Me resulta muy cómoda y práctica PERO a pesar de que noto que hace vacío, siempre termino manchando, supongo que con el movimiento y las posturas del cuerpo se rompe el vacío… Así que siempre he de poner protección extra en la ropa, y por eso no me mola nada llevarla cuando salgo de casa. Me da rabia porque la verdad es que es un gran invento. ¿A alguien más le pasa?

    Me gusta

    • En principio, eso no tiene porque pasar. Yo he hecho hasta deporte con ella y ni una pérdida. Puede ser porque el tamaño sea pequeño acorde a tu flujo, eso me paso a mi al principio, que los primeros días tenia pérdidas, y era porque necesitaba una de un tamaño un poquito más grande.
      La copa es una maravilla, pero tienes que dar con la perfecta para ti, y eso puede conllevar varios ensayos-errores.

      Me gusta

  6. Hola, me ha gustado tu post, yo me compre una copa porque me he puesto un DIU y no se aconsejan los tampones asi que me lance a probarla.
    Mi primera experiencia fue mala ( con una experiencia de verguenza absoluta en el gym) pero sigo con ganas de usarla pero ya no se si es falta de practica en la colocación, talla, o suelo pelvico flojo.
    He tenido un bebe hace un año por lo que me compre la talla grande, la introduzco y al principio no la noto y creo que esta bien pero al rato noto el rabito casi fuera que me molesta y tengo perdidas. Cuando saco la copa está con liquido dentro pero no llena, así que creo que esta bien colocada, he probado a cortar el rabito y lo mismo, al rato lo noto con los movimientos.
    He probado a quitar, lavar y volver a colocar pero me pongo un salvaslip y siempre esta manchado, un dia en el gym como estaba tumbada manche todo el pantalon por el culo, que verguenza!!! y ya no me fio para el verano…
    ¿Algún consejo?. Gracias.

    p.d. he mirado la talla de varias marcas diferentes y el diámetro es el mismo de todas.

    Me gusta

  7. Hola! Me llama la atención, aunque también me da bastante cosa, sobretodo me traumatiza la idea de que se quede adentro y no me la pueda sacar, a esto hay que aclarar que no estoy acostumbrada a meterme cosas por la vagina (no uso tampones). Por otro lado, es cierto que es mucho más barato y ecologico que las toallas higienicas, eso hace que me llame más la atención. Pero tengo una duda ¿puedes orinar normalmente con eso puesto o te lo tienes que quitar?

    Gracias por la entrada!

    Me gusta

  8. ¡Me ha encantado la entrada! Descubrí las copas menstruales hace tiempo por una amiga pero no acababa de atreverme, me animé antes del verano y vaya cambio. Sobretodo porque en mi caso, aunque los tampones me absorbieran hasta el alma (me ha matado eso haha) al final me acababa manchando (tengo clases de 3 horas seguidas y a veces no hay descanso o no da ni tiempo a eso) y con la copa ese problema desapareció por completo. Además, para las que os animéis a usarlo: como ya dice Maria Antonieta hay una amplia gama de opciones e información para que podáis escoger la que os sea más adecuada y os recomiendo recortar el tirador si os es incómodo (ya paro, es que este tema me da para horas).
    Gracias por la entrada, me alegro de que te animaras a hablar de algo que puede parecer “incómodo”.
    Un abrazo!

    Me gusta

  9. La verdad nunca tuve problema para hablar de este tema con nadie pero se que mucha gente si, y esta bueno poder mostrar (de la manera que hiciste) que es algo tan natural como querer comer todos los días.
    Nunca las probé y me daba un poco de cosa pero ahora me dio curiosidad así que seguro que la voy a probar pronto.
    Gracias!

    Me gusta

  10. Llego bastante tarde pero tengo una inquetud ¿se puede usar para entrar en la piscina?
    Sucede que yo practico natación y es un horror tener que ponerse un tampón para entrar a los entrenamientos cuando me llega la regla (osea, estoy dentro de una piscina, LÍQUIDO, así que esa cosa se infla y se siente muy incómodo, así no rindo bien en el entranimeto porque no me siento con libertad de moverme).

    Es la única duda que tengo, Gracias 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s