Carta a las personas que padecen depresión

our-world-1Te conozco. Sé cómo te sientes. Sé que estás triste, infeliz, abatido. Sé que llevas una mochila llena de culpa y que eso es demasiado equipaje. Sé que ya no disfrutas de las cosas como solías hacerlo, que ni tus intereses te hacen sonreír. Sé que no puedes trabajar, que no rindes como antes. No es que no quieras, es que literalmente no puedes.
Sé que te pones una máscara antes de salir de casa, que no quieres preocupar a nadie y que temes incordiar con tus problemas. Porque así es como te sientes; un fastidio, una molestia.

Sé que hay días, demasiados, en los que, aún con medicación, no puedes moverte de la cama.
Que levantarte supone un gran esfuerzo. Que vivir un día más te resulta un mundo.9x2o5cddemhunqag6ltpla1462eyzxlemizc0x3woc0 Y también sé que para muchos “estás exagerando”. Hablando de la medicación, no voy a mentirte. Hay pacientes que tienen un episodio único de depresión y se curan. Hay otros, en cambio, que luchan con ella de por vida. Sé que a veces, el tratamiento es crónico. ¿Pero no es igual con un diabético que se pincha insulina? ¿No es igual con un señor hipertenso que necesita una pastilla por la mañana y otra por la noche para sobrevivir? Sé que el tratamiento es duro. Sé que algunos fármacos tardan semanas en funcionar y que los efectos secundarios no son nada agradables. Sé que puedes sentir náuseas, vomitar, marearte o tener problemas en el ámbito sexual. Pero los médicos quieren ayudarte, confía en ellos, cuéntales cómo te sientes. Reajustarán tu medicación, se reunirán para elegir la mejor estrategia, y probarán cosas distintas si hace falta. Te lo prometo, están deseando curarte. Sé que has tenido malas experiencias con algunos “profesionales”, sé que desde entonces te cuesta fiarte de ellos. Necesitas confiar en tu médico, si has dado con alguien equivocado, cambia. Estos que no se preocupan por ti son solo la minoría. El resto, insisto, están deseando curarte.

Sé que has buscado información en Google y que te has asustado, esperanzado y asustado de nuevo.tumblr_nviez4w4w81tka6elo2_r1_1280 Sé que tienes miedo y que todo esto se acompaña muchas veces de ansiedad. Sé que te falta el aire. Sé que algunos piensan que te sientes triste, pero tú sabes que hay más detrás. Puedes estar triste, apático, tener un ataque de ansiedad, ahogarte en culpa, y no querer ver a nadie. La depresión es compleja, no un simple “estoy triste”.

Sé que escuchas tonterías cada día. Como que dejes tu medicación y pruebes con infusiones. Oye, yo soy la primera que piensa que pastillas las justas. No obstante, cambiar fármacos recetados por tu médico por una infusión del herbolario de la esquina no es la solución a nada. Sé que algunos opinan que eres un vago, que no te ocurre nada, que solo es un día “de bajón”. Sé cómo te miran y sé que te dicen que exageras, que hay gente peor que tú. Sé que te preguntas por qué se trata la enfermedad mental de forma distinta. Sé que te sientes como un paria, que muchos intentan excluirte y estigmatizarte.

Sé que te sientes solo, pero te lo digo yo, no lo estás. Apóyate en tus seres queridos, amigos, familiares, pareja. Te quieren, aunque ahora mismo no te lo creas.

No voy a decirte que salgas, que sonrías, que seas positivo o que con un poco de yoga y un ligue todo se soluciona. Estás librando una batalla, es y será duro. Pero tengo fe en que ganarás la guerra.

Sé que piensas que eres débil, pero no es así. Tengo que decirte que, guau, eres muy valiente. Fuerte, luchador, un guerrero. Estás luchando contra un monstruo cada día. Sé que estás exhausto pero no te rindas. Ojalá te vieras como yo te veo. Si tú supieras, lo increíblemente orgullosa que estoy de ti…
María
Anuncios

22 pensamientos en “Carta a las personas que padecen depresión

  1. Esto significa un montón para mí. Lucho contra la depresión cada día desde hace dos años y es verdaderamente reconfortante ver que hay gente como tú que entiende la auténtica realidad de esta enfermedad mental. Gracias por esto y por tu canal. Gracias a tu canal he encontrado en la literatura un refugio. Las personas como tú me devuelven la fe en la humanidad 💕

    Le gusta a 1 persona

  2. Me encantó lo que dices y me gusta como escribes. Muchas gracias por dar apoyo a las personas afectadas por depresión y por difundir información acerca de esta enfermedad, es necesario crear una sociedad más empática. Saudos 🙂

    Me gusta

  3. Buenas noches María. Me han emocionado muchísimo tus palabras sabes, yo tengo muchos años luchando con la ansiedad y la depresión y me hiciste sentir como si por fin encontré a alguien que me entiende y me dice lo que realmente necesito que me diga. Quizás es absurdo, pero me has hecho sentir que no estoy sola.
    Muchas bendiciones para ti y mil gracias por tus palabras, por las reseñas literarias, que debo agregar me han encantado. Un beso desde Venezuela y muchísimas gracias por todo una vez más.

    Me gusta

  4. Hola, quiero agradecerte por hacer este tipo de posts. Hace dos años caí en un depresión tan profunda que pensé en el suicido. Muchas veces no culpamos y sentimos impotentes ante estas situaciones. Me siento plenamente identificada con todo lo que leí, muchas veces pensé en dejar el medicamento y utilizar algo natural. Muchas noches dure hora buscando soluciones en google, pero mi mejor consejo es buscar ayuda, tanto en familiares, amigos y médicos. No es algo de lo cual debamos de avergonzarnos, tenemos que dejar ese tabú. Ir al psiquiatra o al psicólogo no te hace un “loco”. Saludos.

    Me gusta

  5. Me ha encantado tu entrada 😊 Es necesario que en esta sociedad se dejen los prejuicios sobre enfermedades de este tipo, a un lado.
    Hay que ser empáticos con la gente que las sufren y, pensar si realmente a nosotros nos gustarían que nos tratasen así.
    Tus palabras son una lección que deberían de aprender muchísima gente.
    Un beso !😘

    Me gusta

  6. ¡Hola, María!
    He conocido tu blog gracias a una amiga que te sigue. Empezamos hablando de las copas menstruales y me dirigió a tu blog para más información. He llegado a esta entrada y qué decir… gracias, María. Lo describes con tanta precisión que no sé si tú también la padeces o has padecido pero, si es el caso, nosotros también estamos contigo :]
    Un abrazo.

    Me gusta

  7. Maria gracias, la verdad es muy duro vivir así o “sobrevivir”, tengo 21, llevo más 8 años luchando contra esto y más de 4 años medicada, estoy muy cansada de sentirme así, tengo miedo de mi. Tienes razón es importante el dr, yo ya llevo más de 5 y por fin encontré al correcto.

    No se si leas éste coment pero quiero decirte que me haces pasar unos muy buenos momentos con sonrisas leyendo tu blog y biendo tus videos, son increíbles. Va a sonar extraño pero me identifico con lo que dejas ver de ti en esta ventana, internet.

    Te deseo lo mejor siempre y plis plis no dejes de hablar o escribirnos, ¡¡eres increíble!!

    Me gusta

  8. María, me ha gustado mucho tu entrada, solo quería darle un apunte. A veces no es solo la medicación lo que se necesita, en algunos casos incluso ni llega a ser necesaria, pues la depresión o la ansiedad no siempre tienen un origen biológico, y por muchos antidepresivos que tomes, si es tu entorno el que lo provoca, el mejor tratamiento no sería el farmacológico, sino el psicológico. Este tipo de trastornos siempre hay que tratarlos desde una perspectiva multidisciplinar, que ni el psicologo ni el psiquiatra trabajen aislados, sino en actitud colaborativa. Un saludo de una futura psicóloga que acaba de descubrir tu maravilloso blog.

    Le gusta a 1 persona

    • Sí claro 🙂 no he dicho que no. Los psiquiatras solo ponen el tratamiento farmacológico si lo ven necesario. Aunque los pobres tienen fama de mandar pastillas para todo, pero bueno, eso es más desinformación y prejuicios que otra cosa. Trabajamos en conjunto con muchos especialistas :).

      Me gusta

      • Bueno pues les cuento que salí de una depresión a través de un cambio alimenticio, deporte, y Psicólogo. existen varias salidas a un problema solo es cuestión de buscarle, no se gana la batalla de la noche a la mañana pero creo que la medicación tiene muy bajas probabilidades de éxito y elevados efectos secundarios ya que te hace entrar en un circulo vicioso del cual es mas difícil salir.

        Me gusta

      • En lo de que existen diferentes salidas estamos de acuerdo. En lo de la medicación con bajas probabilidades de éxito, no. Ese dato te lo has sacado de la manga pero totalmente. Y si con “círculo vicioso” te refieres a tolerancia y dependencia, te aclaro que los médicos saben cómo retirar los fármacos de forma adecuada para evitar o al menos intentar disminuir ese problema. Si quieres ver probabilidades, pásate por estudios científicos y comprueba los resultados. Que tú no hayas necesitado medicación o incluso te haya ido mal, no es extrapolable a toda la población, lo siento pero no.

        Me gusta

  9. Maria, me encanta la forma en la que escribes, me gusta que muestras una comprensión como pocos la tienen ante este padecimiento, se que estas estudiando medicina y que eso te hace sentir empatía por las perosnas que padecen algún transtorno mental, es genial.
    Yo padezco de ansiedad y depresiones desde niña, ahora me ha dicho mi psicóloga que ocupó la ayuda de los medicamentos, la verdad me da miedo que ni las pastillas me funcionen, quisiera saber si, ¿en verdad se logra un cambio con las pastillas?
    Saludos, y gracias ❤️❤️

    Me gusta

  10. Hola, he visto tus vídeos en YouTube y a pesar de no compartir del todo los mismos gustos, disfruto cada uno de tus vídeos me parecen tan sinceros y esta genial tu ironía y tu humor. Así que sin más he decidido ver tú blog, y me encuentro con este precioso post que bien me remonta a mi vida hace unos pocos años. Y me tomó la libertad de escribirte un poco de mí porque me causa empatía el tema.

    Sin avisar y como un intruso llego la depresión en mi vida, me sentía triste y sin ganas de hacer las cosas cotidianas. Llegaron pensamientos de lo más insoportables que se repetían una y otra ves, haciéndome sentir mal conmigo y me obligaba a evitar a los demás. Trataba de seguir con mi vida, en ese entonces me encontraba realizando la maestría y realmente las cosas no iban mal, pero cada día me levantaba pensando que era muy tonta y que no debería estar ahí. Fue mi asesor de la maestría el que se dio cuenta que mi mente andaba perdida en pensamientos sin sentido. Así que me recomendó ir a buscar ayuda y fui con el psiquiatra ahí me dijeron que estaba sufriendo depresión, me medicaron y también me dieron terapias psicológicas. Aun así fue difícil, me parecían inútiles las terapias y el medicamento.

    ¿Por qué te cuento todo esto? es porque al final un libro recomendado por un amigo me ayudó a darme cuenta que esos pensamientos negativos no eran yo y qué no eran la realidad. Me ayudo a darles un sentido a esas terapias y así salir de ese estado. Ese libro es “Amar lo que es” de Byron Katie. Ese libro cambio mi vida y vuelvo a él cada vez que un pensamiento está constantemente en mi mente, para inspeccionar lo y así aclarar mi mente.

    Sin más por compartir. Solo agradezco tú tiempo y dedicación en los vídeos y post. Seguiré al tanto de ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s