Excesiva veneración por los libros – Remedios literarios

“Hay lectores que no doblan las esquinas de las hojas. Lectores que no ponen el libro abierto boca abajo. Lectores que jamás osarían hacer una marca en el margen.

Supéralo. Los libros existen para revelarnos sus universos, no como bellos objetos que guardar para el futuro. Te imploramos que dobles los libros, que los rompas y que escribas en ellos cada vez que te lo pida el cuerpo. Subraya las partes buenas, exclama <<¡Sí!>> y <<¡No!>> en los márgenes. Invita a otros a que pongan la fecha y te escriban una dedicatoria en el frontispicio. Haz dibujos, apunta números de teléfono y direcciones de páginas web, escribe entradas de tu diario, redacta cartas para amigos o para dirigentes mundiales. Anota ideas para tu propia novela, haz bocetos de los puentes que quieres construir, de los vestidos que quieras diseñar. Mete postales y flores secas entre las hojas.

La próxima vez que abras el libro, podrás encontrar las partes que te hicieron reflexionar, reír y llorar la primera vez. Y recordarás que esa mancha de café cayó en el libro en la misma cafetería en la que el atractivo camarero cayó en tus brazos. Tus libros favoritos deberían estar desnudos, descoloridos, rasgados, descuajaringados. Ámalos como a un amigo, o al menos como amabas de niño tus juguetes favoritos. Deja que se arrugan y envejezcan contigo”.

Remedios literarios (Susan Elderkin, Ella Berthoud)

Anuncios

5 pensamientos en “Excesiva veneración por los libros – Remedios literarios

  1. Hace poco descubrí que yo era de las personas que has descrito al principio, y, tras reflexionarlo un poco llegué a la misma conclusión que tú. ¿Para qué sirven los libros si no es para disfrutarlos? ¡Un saludo!

    Me gusta

  2. Yo les hago marcas a ellos, yo, cuanto más me marcan ellos a mí, más los marco yo a ellos. El caso que mejor ilustra mi “estrategia” es el de Moby Dick, que me impresionó sobremanera. Le hice mil dobleces al libro; la página más conmovedora de todas «¿Es Ahab, Ahab?» me llegó tan profundo… que la doble por la mitad.

    Me gusta

  3. Tiendo a llenar mis libros de post-it y colocar algunas reflexiones pocas en los costados. Aunque, como últimamente he estado leyendo más libros de bibliotecas, solo utilizó el método de post-it que después retiro y vuelvo a utilizar (en el último tiempo he tomado conciencia de todos los desechos que generamos, especialmente en el tema de artículos de librería y me parece terrible). Pero con esta entrada, me han dado ganas de ponerme más loquilla y darle más vida a los libros que tengo a mi mano (y no pertenecen a una biblioteca claramente xd). Esto de anotar fechas, exclamaciones y demases me provoca atracción y curiosidad. ¿Soy la única que funciona al revés? Me anima a escribir y rayar más!
    Saludos! Siempre tus entradas y tus videos dan mucho para la reflexión y el debate!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s